Logotipo Universidad Nacional del Sur
Texto de la url de acceso al sitio de la Universidad Nacional del Sur Escudo Universidad Nacional del Sur

NOTICIAS UNIVERSITARIAS

viernes 19 de julio de 2019
Icono rss

ACADÉMICA

Dir. de Comunicación Institucional | 25-06-2019 08:00

 

Poco más de 2350 millones serán aportados por el Ministerio de Educación. El 90% de ellos se destina a sueldos docentes y no docentes. Se le suman casi 226 millones de economías de ejercicios presupuestarios anteriores, y 22 millones de recursos propios.

botón imprimir botón aumentar tamaño texto botón reducir tamaño texto

imagen de la noticia: El Consejo Superior aprobó el presupuesto para 2019

El Consejo Superior aprobó el presupuesto para 2019

El Consejo Superior de la Universidad Nacional del Sur aprobó la resolución que establece el presupuesto de funcionamiento para esa casa de estudios durante 2019. El monto asciende a 2.598.002.693 pesos. De ellos, 2.350.657.390 serán remitidos por el Ministerio de Educación a lo largo del año, otros 225.473.432 son economías de ejercicios presupuestarios previos -es decir, fondos no gastados de años anteriores- y 21.871.871 son recursos propios.
En línea con lo que pasa en el sistema universitario en general, el presupuesto de la UNS destina un gran porcentaje de su total a personal (90,10% contra 9,90% de gastos de funcionamiento). Además, la situación macroeconómica vigente –y en especial la inflación- dificultan la estimación, el análisis, la planificación y la gestión.
De los 2350 millones que se enviarán este 2019 desde el Estado Nacional, casi 2.118 millones se destinarán a “gastos de personal”, es decir, sueldos. Ellos se distribuyen en 1245 millones para sueldos de docentes universitarios, 277 millones para sueldos de docentes preuniversitarios (los de las Escuelas Medias de la UNS), 500 millones para este mismo fin en el personal no docente, y 66 millones para sueldos de autoridades. Cierran este ítem 28 millones de pesos dedicados a aseguradora de riesgos del trabajo, capacitaciones y asistencia social al personal, entre otros. Casi 199 millones serán para gastos centralizados del Rectorado. La mayor parte de este monto -102 millones de pesos- se destinará a pago de servicios.
El incremento de los fondos que se reciben desde el gobierno (que es la parte mayoritaria) fue del 30% respecto a 2018. A pesar de ello, el análisis comparativo demuestra que desde Rectorado, se propuso un aumento del 40% para las unidades académicas y las escuelas preuniversitarias, que son las dependencias sobre las cuales recae el trabajo principal. En total, de destinarán a los 16 Departamentos y las escuelas medias 34 millones de pesos.
A partir de un recorrido por la distribución puede apreciarse que Bienestar Universitario tendrá 47 millones de pesos. Esta es la partida que financia las becas, los subsidios, la atención de la salud y los deportes que pueden practicar gratuitamente los alumnos. Otros 4 millones de pesos serán para actividades de cultura y extensión. La partida para actividades de ciencia y tecnología fue fuertemente incrementada, ya que pasó de 4,5 a más de 11 millones de pesos. En particular en los subsidios a Proyectos de Grupos de Investigación (PGI) tanto en general como para aquellos que tratan temas de interés regional y en los fondos para equipamiento. Además, Cerca de 3,5 millones de pesos se destinarán para posgrados y educación continua.
En el caso de los gastos centralizados solo recibieron un 30% mas, salvo casos de fuerza mayor (servicios, insumos dolarizados, etc), actividades claves como becas para estudiantes o proyectos de ciencia y tecnología o para propuestas o proyectos específicos que incluyeran objetivos, acciones, métricas clave y actividades a medir.
La distribución del presupuesto se debate cada año entre los consejeros superiores de la UNS, donde tienen participación los docentes, los no docentes y los estudiantes; y se aprueba en el plenario luego del acuerdo entre los representantes de los distintos estamentos y listas. En este sentido se presento una propuesta de “presupuesto participativo” como una nueva herramienta de asignación de fondos en la UNS que permita captar demandas y canalizar iniciativas directamente desde la comunidad universitaria, y que se aprobó en el último plenario.
Las llamadas “economías de ejercicios anteriores” abarcan fondos no ejecutados de presupuestos previos. Ascienden este 2019 a 225.473.432 pesos, y se repartirán en gastos como un amplio plan de obras, reparaciones generales y mantenimiento (se destinarán a él casi 140 millones), servicios generales (65 millones), ciencia y tecnología (35 millones) entre otros como capacitación del personal no docente, cooperación internacional, etc.
A partir del alquiler que abona el Club Universitario por el uso de instalaciones de la UNS –el gimnasio, el boliche, las canchas de tenis y otras instalaciones ubicadas en el predio de Alem y San Juan- y del canon que abonan los concesionarios del Comedor Universitario, más el aporte del banco Patagonia por la administración de los sueldos del personal, la UNS obtendrá 21.871.871 pesos como “recursos propios”. De ellos, 1,3 millones también se destinarán a financiar los deportes que se ofrecen a los estudiantes, 1,5 millones a subsidiar el menú diario que se ofrece a los alumnos, y 19 millones a obras de infraestructura.