Logotipo Universidad Nacional del Sur
Texto de la url de acceso al sitio de la Universidad Nacional del Sur Escudo Universidad Nacional del Sur

NOTICIAS UNIVERSITARIAS

Jueves 04 de junio de 2020

Icono rss

ACTUALIDAD

Dir. de Comunicación Institucional | 03-04-2020 12:30

Material de archivo
 

Se conmemora cada 3 de abril, para mantener viva la memoria de David "Watu Cilleruelo y las circunstancias que rodearon su asesinato.

botón imprimir botón aumentar tamaño texto botón reducir tamaño texto

imagen de la noticia: Calle "Watu" Cilleruelo

Calle "Watu" Cilleruelo

Este 3 de abril, como cada año desde hace más de dos décadas, se conmemora en esta Casa el Día de los Derechos Humanos en la UNS. Su objetivo es mantener viva la memoria del asesinato del dirigente estudiantil David “Watu” Cilleruelo.

El 3 de abril de 1975, a plena luz del día y delante de sus compañeros, fue asesinado en los pasillos del edificio de avenida Alem este rionegrino de 24 años, que cursaba la carrera de Ingeniería y participaba en la reorganización de la Federación Universitaria de la UNS. Recibió un disparo en la cabeza por parte de un agresor que huyó en un automóvil sin poder ser detenido. Si bien el crimen quedó impune, los testimonios afirmaron que el autor fue Jorge Argibay, un custodio del profesor Remus Tetu, quien estaba por entonces designado a cargo de los asuntos del rectorado de esa casa de estudios.

La actividad de este estudiante y las circunstancias de su muerte lo convirtieron en un símbolo de la participación y la actividad por los derechos estudiantiles. El 3 de abril fue declarado por las autoridades universitarias “Día de los Derechos Humanos en la UNS”.

Cada año se realizan actividades en adhesión a la fecha, que comprenden murales, placas, charlas, obras colectivas y hasta la imposición del nombre de este estudiante a una calle del campus, como ocurrió en 2019 y se aprecia en la foto de esta nota. Este año, a causa del aislamiento social, la Subsecretaría de Derechos Humanos está convocado a una obra colectiva.

La narración del hecho según un testigo

Según contó su compañero Miguel Ángel Pereyra en un testimonio que consta en la causa, “Watu se retiraba de la universidad, y se puso a charlar con nosotros que estábamos en el pasillo repartiendo volantes y charlando. Cuando gira para salir hacia el hall central lo interrumpe en su camino Argibay, que le pregunta si él era David Cilleruelo. Watu no le contesta, pega media vuelta y corre para el lado de Ingeniería. Ahí recibe un impacto en la nuca, calculado más o menos a un metro de distancia, y cae boca abajo”.

“No lo conocí porque estaba de espalda –sigue Pereyra-. Entonces, se acerca Argibay, lo da vuelta y lo reconozco por el pullover. Estaba todo ensangrentado y jadeando (aún vivía). Argibay tenía la pistola en la mano, arrodillado. Me mira, me apunta y me dice: ‘Pobrecito, se golpeó la cabeza contra la pared’, y se fue con el resto de la guardia”. Al retirarse los custodios, varios estudiantes cargan a Watu en un auto y lo llevan al hospital, donde es operado pero finalmente fallece.

La investigación se inició el 9 de abril de ese año, en el juzgado federal a cargo del doctor Guillermo Madueño. En el caso declararon Jorge Argibay, Remus Tetu y varios testigos presenciales del crimen. Sin resultados, el proceso siguió y ninguno de los implicados recibió pena o condena por el asesinato de este estudiante. En diciembre de 1987 el juez federal de Bahía Blanca, Alcindo Álvarez Canale, declaró extinguida la acción penal.

Casi diez años más tarde, el Juzgado Federal Nº 5, Secretaría Nº 10 de Capital Federal en la causa 1075/2006 caratulada “Almirón, Rodolfo Eduardo y otros  s/Asociación Ilícita”, donde se investigan los atentados y crímenes perpetrados entre 1973 y 1975 por la Triple A, el Juez a cargo consideró imprescriptibles las acciones sobre los hechos individuales que se encuentran bajo investigación, por enmarcarse dentro de la participación o tolerancia del poder político gobernante, y fueron calificados como delitos de Lesa Humanidad.

Al producirse esta distinción, la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 3 de Capital Federal pidió la inclusión del caso de David Cilleruelo en la causa mencionada, por considerarlo vinculado a ese tipo de crímenes. El juicio en el que se incluyó el asesinato de Watu comenzó en el Aula Magna de la UNS a mediados de marzo, y es el séptimo que tiene lugar en Bahía Blanca.